Artículos

Cómo utilizar correctamente un programa para la gestión de finanzas del hogar

Muchas personas creen que el seguimiento de las finanzas domésticas es algo aburrido y complicado. En realidad, no es así. El problema es que la mayoría de los principiantes intentan llevar la contabilidad hasta los últimos detalles y dedican mucho tiempo a los gastos de menor importancia. Lógicamente, se cansan muy rápido y llegan a la conclusión de que la contabilidad no es lo suyo.

Paso 1: La contabilidad del hogar es fácil

El hecho de intentar llevar el seguimiento de todos los pequeños gastos es el error más común. De hecho, no es necesario tener un registro de todos los gastos en detalle. En lugar de ello, es mejor centrarse en lo que realmente le importa. Tome el control de algunas categorías esenciales, como alimentos (normalmente las familias gastan la mayor parte del dinero en alimentos), los pagos periódicos o fijos (alquiler, teléfono, transporte, préstamos, etc.), pertenencias (ropa, muebles y utensilios), ocio (alcohol, cafeterías, películas) y otras cosas (incluidos todos los gastos imprevistos, como los regalos). Las dos últimas categorías requieren de atención especial debido a que es necesario controlarlas cuidadosamente y reducir en caso de que sea posible. Por supuesto, no es tan fácil recortar los gastos en alimentos porque entonces tendrá que comer menos. No podemos hacer eso, o al menos, no tan rápido.

Más tarde, cuando usted se sienta más cómodo con las tareas de contabilidad, puede dividir los gastos esenciales en categorías más pequeñas. Por ejemplo, puede separar los alimentos esenciales de los secundarios, como los dulces, los chicles o los refrescos. Puede utilizar este método para dividir la categoría de pertenencias en elementos esenciales y menos importantes (en realidad, las cosas innecesarias se compran impulsivamente). Mantenga la segunda categoría bajo control e incluso redúzcala un poco, pero sin fanatismo, porque todos somos humanos y todos tenemos nuestras debilidades. Bueno, y así sucesivamente. Se puede dividir las categorías hasta el infinito, pero esto ya es para los profesionales de la contabilidad doméstica. Los principiantes deben concentrarse en las categorías más importantes.

El mito número uno. Es necesario vigilar cada céntimo. Le llevará mucho tiempo, será aburrido y pesado, pero no se puede prescindir de ello.

De hecho, esto no es cierto. Es necesario controlar los gastos grandes usando 4-6 categorías esenciales, no más.

Vamos a desmentir el mito número uno. Usted llega a casa del supermercado tipo Alcampo con un tiquet de compra de 1 metro de largo. ¿Es realmente necesario pasar toda la noche introduciendo todos los números en el programa? ¡Por supuesto que no! Céntrese en los gastos esenciales: por ejemplo, usted compró un par de cervezas por la noche y una botella de whisky para las Navidades y las cercanas vacaciones del Año Nuevo, un taburete para la cocina y un montón de comida. ¿Usted se acuerda de todo esto sin ver el recibo, verdad? Así que todo lo que necesita es la cantidad total del recibo, cosa que es fácil de obtener si ya está realizando el seguimiento de sus finanzas. Basta con restar la cantidad de dinero que le queda en la cartera de la cantidad que aparece en el programa. Como puede ver, ni siquiera necesitamos el tiquet de compra. Podemos calcular fácilmente cuánto hemos gastado en un día y recordamos muy bien el precio de las cervezas y el whisky. También recordamos el precio del taburete porque lo habíamos comprobado antes de comprarlo (como bien sabe, en estos días puede suceder cualquier cosa y un objeto que parece barato a primera vista puede resultar muy caro al pasar por la caja registradora). Como resultado de ello, tenemos que introducir solamente tres elementos en el programa, es decir, el alcohol, el taburete y los alimentos. Y no tenga miedo si también había comprado calcetines, pero se ha olvidado por completo de ello y los ha incluido en los alimentos. La práctica demuestra que estos pequeños detalles no afectan a los resultados generales. Simplemente olvídelo. La próxima vez comprará un juego de destornilladores, una sierra de calar eléctrica y un kilo de patatas por el camino a casa y, desde luego, olvídese de las patatas e introduzca la cantidad total en la categoría de bienes o pertenencias.

Mito número dos. Usted se olvidó de apuntar algo y todo salió mal.

Esto no es verdad. En realidad, todo está bien porque las patatas compensan los calcetines. Esto siempre es así. Es algo intercambiable.

Así que, gracias al hecho de dedicar unos pocos minutos a introducir los gastos en el programa por la tardes, a cambio obtenemos el control total sobre nuestro dinero. Es un buen trato, ¿verdad? Otro hábito aún mejor sería contar el dinero que tenemos en el bolsillo una vez por semana y compararlo con la cantidad registrada en el programa. En caso de que estas dos cantidades no coincidan, intente recordar qué otra cosa compró la semana pasada y ajuste el balance. Por regla general, las cosas en las que gastamos dinero sin darnos cuentas suelen ser los alimentos y el entretenimiento (chicles, refrescos y cerveza). Estas dos categorías son como un agujero negro en el que debemos buscar al descubrir que hemos perdido dinero.

Paso 2: Planificación

Usted tiene que invertir tiempo en la planificación de los futuros gastos en lugar de registrar en el programa de gestión financiera los recibos y los gastos menos importantes. Esto es lo más importante e interesante en la contabilidad del hogar.

Planéelo todo. Digamos, por ejemplo, el invierno ha terminado, sus viejas botas de invierno están completamente desgastadas y la chaqueta ya no tiene el aspecto como para volver a llevarla puesta. Necesita comprar un nuevo par de botas y una chaqueta para la próxima temporada. Registre en el programa este gasto de la futura compra de chaqueta y botas, digamos, para principios de octubre. Especifique una cantidad aproximada y nunca se verá con el problema de la falta de calzado apropiado con la llegada de la temporada de frío.

Mito número tres. La contabilidad doméstica significa registrar todos los gastos y ya está.

Esto no es del todo cierto: la planificación de los gastos es mucho más importante. La planificación evitará situaciones en las que uno no tiene ni un duro en el momento más inoportuno.

Planéelo todo. Pronto tendrá una imagen muy clara de su situación financiera, tanto la actual como la futura. Usted verá de cuánto dinero libre dispone ahora, cuánto puede ahorrar para las vacaciones y cuánto gastará en el futuro próximo. ¿No es suficiente? ¿Usted pensaba que podría ahorrar para pasar las vacaciones de este verano en las islas? ¿Qué se puede hacer? Bueno, hay una solución. Puede pedir un préstamo, volar a las islas Maldivas y olvidarse de todo. En cualquier caso, tendrá que pagar el préstamo más tarde y ahora es el momento para la diversión. ¡Claro que es broma! Pedir un préstamo para irse de vacaciones es el error más grande que usted puede hacer. Pero hay una salida. Vayamos al siguiente capítulo.

Paso 3: Recortes

Así que ahora sentimos el pulso de nuestra salud financiera. Tenemos el control sobre los gastos y planificamos el futuro. Ahora es el momento de reducir los gastos innecesarios y crear reservas para los días malos.

Mito número cuatro. Ningún programa puede ayudar a gastar menos. La única solución es ganar más.

¡Bien dicho! En realidad, ganar más dinero no es tan fácil como parece. Como muestra la práctica, el salario crece lentamente y los gastos se disparan rápidamente. Parece que usted gana más ahora, pero todavía no tiene suficiente dinero. El dinero desaparece. Habría que hacer algo al respecto.

Como ya hemos mencionado al principio, tenemos que dividir los gastos en categorías más pequeñas. Divida la alimentación en esencial y no esencial. Haga lo mismo con la ropa. A continuación, realice el seguimiento de los gastos con más detalle. Esto significa que usted tendrá que implicarse algo más, pero como ya se siente cómodo con el programa y lo hace todo rápido, esto le llevará tan sólo un par de minutos al día. Pronto descubrirá que la mayor parte del dinero se gasta en las cosas innecesarias. Usted no va a comer el doble de patatas en caso de cobrar el doble, ¿verdad? Es más probable que usted compre algo de carne para las patatas. ¡Qué desperdicio! Es broma, por supuesto, pero en cada broma, como ya sabe, hay algo de verdad.

Por lo tanto, primero debemos determinar cuáles son los gastos innecesarios y luego reducirlos de forma gradual. No es tan difícil porque todos sabemos que muchas de las cosas que compramos no son realmente necesarias. Las adquirimos por un impulso momentáneo y luego lo lamentamos. Es mucho más fácil controlarse a sí mismo teniendo una idea clara del estado de sus finanzas (y, lo que es más importante, conocer la alarmante cantidad de dinero que se gasta en tonterías). Se beneficiará mucho al guardar el dinero y no malgastarlo en compras impulsivas. Así que tenemos que reducir los gastos innecesarios. De hecho, no duele nada y trae buenos resultados. Después de todo, usted quiere comprar el iPhone 5 y declarase en bancarrota después de ello, ¿verdad? Y también quiere ir a las islas el verano que viene. Puede lograr todo esto si empieza a cuidar su salud financiera, planificar los gastos y reducir aquellos que son innecesarios. Sólo tiene que dar tres pequeños pasos.


Este es mi último consejo. Ahorre dinero. Tener una cierta cantidad de dinero es muy importante y útil. Esto le permitirá comprar cosas caras sin pedir un préstamo. Puede buscar un nuevo trabajo tranquilamente en caso de que le despidan o si deja el puesto por su propia decisión. Usted tendrá un montón de tiempo para explorar las numerosas opciones y elegir la mejor en lugar de agarrarse al primer trabajo muy mal remunerado y de malas condiciones por el hecho de no tener dinero y necesitar un contrato de inmediato, porque si no, no tendrá nada para comer. Esta es una opción muy triste y es mejor evitarla. ¿Y qué pasa si usted tiene la oportunidad de lanzar un negocio con amigos? ¡Qué triste sería perder esa oportunidad por no disponer de capital inicial! Siempre mantenga una reserva de dinero y se le abrirán nuevas perspectivas que nunca había visto antes.

Testimonios de usuario

Utilizo el software de finanzas personales desde hace dos años y estoy muy contento con él. Las interfaces y la manera en que están estructurados los gráficos y diagramas me permiten realizar un seguimiento muy eficaz de los gastos de la familia. A mi mujer y a mis hijos les encanta usarlo (lo crean o no), porque es la única y sencilla manera de demostrar en qué se va/¡se fue! el dinero. Nos sentamos juntos cada mes, revisamos la información mediante el uso de este software, elaboramos el plan de acción y acabamos todos sonriendo con esta revisión. Recomiendo encarecidamente este software para todo. ¡Enhorabuena!

Artículos

Lleve el seguimiento de pequeñas compras para hacer grandes ahorros.

¿Ha intentado alguna vez ahorrar dinero evitando compras costosas como ropa de diseño y alimentos caros, y se ha encontrado con que lo que entraba en el bolsillo salía? Si la respuesta es afirmativa, debería intentar elaborar un presupuesto.

El software de finanzas personales le ayuda a deshacerse del síndrome de gastar más de la cuenta.

Como una persona que acaba de iniciar una nueva carrera profesional, o ha sido ascendida, manejar nuevas oportunidades, incluido un salario más alto, puede ser difícil de algún modo. La gente empieza a experimentar los síntomas de compra repetitiva y el síndrome de gastar más de la cuenta.

Language

Help and support

Subscribe